jueves, 4 de febrero de 2010

PUERTO RICO SE HIZO CON EL PRIMERO

Los Indios de Mayagüez encontró batear oportunamente y haciendo carreras temprano y buen pitcheo, sentenciaron la victoria de 5x3 ante los Naranjeros de Hermosillo.

Mayagüez encontró en Bill Pulsipher al lanzador que necesitaban para este encuentro, en el que su labor de cinco entradas fue una de las claves para la victoria.

Pulsipher estuvo realmente intenso, inclusive en un momento de aprieto en el juego, celebró al sacar la entrada con un “corte de mangas” a los aficionados de México que no lo dejaron tranquilo en todo el juego.

Puerto Rico atacó fuerte y temprano, doblete de Jesús Feliciano comenzó todo, luego Luis Figueroa falló en un intento de toque, pero respondió con sencillo al centro que puso hombres en las esquinas y sirvió la mesa.





Miguel Abreu vino al plato y conectó un tremendo batazo que bañó a los jugadores del jardín central y derecho por México, lo que permitió que la primera cruzara el plato para el 1x0.

Luego vino Randy Ruiz, que con sencillo al centro se trajo a sus dos compañeros y de inmediato le daba una importante ventaja a los boricuas de 3x0 ante los mexicanos.

Como ha sido casi una constante de esta serie, el equipo que anota primero es generalmente quién lleva el control del juego, así fue hasta la cuarta entrada en la que atacó México.

Todo comenzó, para variar, con sencillo de Vinicio Castilla, luego lo emularía Luis García para poner corredores en las esquinas y servirle la mesa a Rubén Rivera, quién bateó al campocorto Angel Sánchez, cuyo error permitió que anotara Castilla el 3x1 y que se embasara Rivera.

Los errores pueden complicar a los equipos en la Serie del Caribe, pero Bill Pulsipher obligó a Carlos Valencia a batear para doble matanza que ayudó a apagar los ánimos.

Sin embargo con Luis García en tercera y par de outs, otro error, ahora de Luis Figueroa que no pudo tomar un roletazo de Saul Soto, permitió que anotara el 3x2.

En la quinta México tuvo su mejor momento para darle la vuelta a todo, llenando las bases ante Bill Pulsipher con dos outs, pero el zurdo pudo encargarse de Luis García con una línea floja de aire al tercera base, para luego dominar a Rubén Rivera con elevado al jardín izquierdo.

Fue entonces cuando vino el “corte de mangas” hacia las tribunas mexicanas, despidiéndose quizás no de la mejor forma, pero si con la victoria parcial para su equipo.

Puerto Rico terminó de sentenciar el encuentro en la sexta entrada, cuando con un hombre en base, Michael Hernández le sacó la bola a Francisco Campos para poner la diferencia en 5x2.

De allí en adelante fue control para el bullpen de Puerto Rico, que no toleró carreras hasta la novena, en la que descontó México una para dejar el marcador 5x3 que le dala primera victoria del torneo a los boricuas.

La victoria da nuevamente vida a los boricuas, mientras que complica a México, que pudo haber empatado el primer lugar de haber liquidado a los boricuas en el encuentro.