lunes, 8 de febrero de 2010

DOMINICANA ES EL NUEVO MONARCA DEL CARIBE

La champaña de los Leones del Escogido debió estar bastante fría, no solamente porque desde hace dos días ya prácticamente tenían la corona asegurada, sino porque rompen una cadena de 18 años de sequías.

Los melenudos de República Dominicana vencieron a los Leones del Caracas siete carreras por cuatro en la última jornada de la Serie del Caribe que desde el 2 de febrero se lleva a cabo en la Isla de Margarita. Quedaron con registro de 5-1, mientras que los criollos, quedaron en el sótano de la tabla de posiciones con solamente una victoria y cinco reveses. El Escogido, que no avanzaba a la Serie del Caribe desde 1992, obtuvo sus títulos en 1988, en Santo Domingo, y 1990, en Miami. Para República Dominicana sería la corona 18, la mejor cosecha en la historia de un evento que ya tiene 61 años.

Puerto Rico (14), Cuba (7), Venezuela (7), México (5) y Panamá (1) se han repartido las otras 34 diademas que se han disputado.

El liderazgo histórico de Dominicana en el campeonato es aún más asombroso cuando se toma en cuenta el hecho de que no participó en la primera etapa (12 ediciones entre 1949 y 1960), que fue dominada amplia y contundentemente por Cuba.

“Lo he dicho muchas veces, este es un equipo que necesitaba este triunfo, por tener 18 años de sequías. Sólo vinimos con hambre de victoria y lo conseguimos, todos fueron unos rivales muy buenos, especialmente los Indios de Mayaguez, que terminaron ganando cuatro en forma consecutiva y supieron pelear el certamen” dijo el manager de los campeones Ken Oberkfell.

Eso quiere decir que los 18 títulos quisqueyanos han llegado en 39 participaciones, mientras que Puerto Rico ligó 14 en 50 intentos (falló a cita de Santiago 2008). Venezuela, que no estuvo en Carolina 2003 por asuntos políticos, es el otro país con más de medio centenar de asistencias al evento.

En lo que se refiere al Escogido, ya aseguró jugar por encima de .500 por tercera ocasión en su historia (tuvo 4-2 en 1988 y 5-1 en 1990) y ha colocado en 17-18 su marca general en la Serie del Caribe.

“Le llevamos esta alegría a nuestro país, nos vamos contentos, fue un evento grande, bien organizado. Siempre tuvimos nuestro pitcheo fuerte y eso fue lo importante para ganar” destacó Juan Francisco.

Picaron adelante en el primero

Los Leones del Caracas salieron sin muchos de sus titulares en la alineación ante la representación dominicana. En el mismo primer episodio, la defensa criolla se desmoronó y cometieron tres errores que permitieron que a Ramón Ramírez fuera castigado desde temprano. Un wild pitch de dos bases, junto a hit seguidos de Freddy Guzmán y Ramón Santiago mas dos boletos.

Con las cuatros carreras de diferencia, Raúl Valdés encaró el partido con tranquilidad. Comenzando el partido le da boleto a Andrus, pero logró ponchar a Petit y forzó a Oscar Salazar para doble play.

Eric Junge salió para la segunda entrada y logro sacarla por la vía rápida. El tercero y cuarto de la misma manera. El derecho norteamericano se lanzó un buen relevo que logró diezmar los bates quisqueyanos.

El cubano estaba lanzando partido sin indiscutibles hasta que Gregorio Petit conecta doblete en la cuarta entrada. Camina a tercera por wild pitch y anotaría con elevado de sacrificio de Michael Ryan quien entró por René Reyes en el jardín izquierdo. “Hice lo que tenía que hacer, mezclar mis envíos en las esquinas, mantener la bola bajita y pude hacer los out necesarios para sacar las entradas” dijo el isleño.

Dos más harían los selváticos dominicanos mediante sencillos de Ramón Santiago, doblete de Juan Francisco y otro imparable de Kevin Barker. Las cosas ya tenían cifras definitivas. Sin embargo, el espigado taponero se lanzó un tremendo relevo de cinco episodios, con cinco hit, dos carreras limpias Quintero hace preocupar Los caraquistas emboscaron a Valdés y con imparables seguidos de Eduardo Pérez y Jose Duarte junto a un soberbio cuadrangular de Cesar Quintero ponen en el ambiente el fantasma del juego extra. Primera cuatro carreras que permite en 18.1 entradas, la parte baja de al alineación fue la que respondió.

“En este inning vino con su recta, una de ellas le quedó alta y se la pude conectar. Era necesario ese jonrón porque permitió acercar las acciones, yo siempre pensé que podíamos remontar pero no lo logramos” dijo Quintero después del encuentro.

El antillano ha vencido a los venezolanos en tres oportunidades. Julio Pérez entro en su relevo y puso el candado. Junge no salió para la séptima, pero fue aplaudido en su despedida. Edgar Estanga permite una más y el marcador es 7x4.

El bullpen dominicano se manifiesta y Yoel Peralta fulmina la séptima, el conocido Julio Mañon, en la octava y Darío Veras se apuntó el rescate, su tercero en la serie. Leones del Escogido se llevó todo, tanto el título, como el premio al Jugador Más Valioso al obtenerlo el jardinero Fernando Martínez. La próxima cita caribeña es en Mayaguez y desde ya, tanto México, Puerto Rico y Venezuela están pensando en la venganza.

LA FIGURA DEL DÍA (ERIC JUNGE): 5.0

Nadie se esperaba que iba a llegar tan lejos. Eric Junge entró en el segundo episodio para relevar a un errático Ramón Ramirez quien toleró tres hits y cuatro carreras. El manager Dave Hudgens tuvo que usar su bullpen temprano, trajo al norteamericano y paró en seco a la ofensiva dominicana. Mantuvo el juego en la pelea.

El momento clave Se pudiera decir que el momento clave estuvo en el propio primer episodio. Ramón Ramírez toleró tres sencillos. Pero su defensiva, cometió tres errores costoso y el regalo dos boletos. La primera pifia, fue cuando ante el robo de tercera de Freddy Guzmán, Lobatón la vuela para el jardín izquierdo y permite la primera rayita.

Fernando Martínez conecta imparable y con error en tiro de José Duarte, anota Guzmán y Santiago. Con otro error de Lobatón, Martínez avanza hasta la tercera almohadilla. Un balk forza la cuarta y última carrera de la entrada, que fueron determinantes en el triunfo.