viernes, 5 de febrero de 2010

DOMINICANA INVICTO

este certamen es llamado la Serie del Caribe. Por la diferencia de estilos entre el beisbol organizado. Una de esas, es la picardía. Ayer, los Leones del Escogido demostraron que su país, es la cuna de esa pelota sabrosa y audaz.

Cuando mejor estaba jugando Venezuela, Freddy Guzmán se robó el home y acabó prácticamente con las esperanzas de que los nacionales pudieran conquistar el título de la presente edición de la Serie del Caribe. La audacia del jugador, hace olvidar los cuatro errores que cometió su defensiva.

Quisqueya venció en un emocionante encuentro a los Leones del Caracas (Venezuela) con cerrado marcador de 3x2, significando la segunda derrota de nuestros paisanos. Los visitantes solamente pudieron conectar tres indiscutibles, pero fueron suficientes para conseguir su tercera victoria de manera consecutiva. Los quisqueyanos chocan esta tarde contra la novena de Puerto Rico, de ganar, sería prácticamente campeón del certamen.





“Tenemos hambre de triunfo, luego de 18 años de ausencia, vinimos a ganar este clásico caribeño. Afortunadamente, pudimos hacer las cosas pequeñas y la suerte estuvo del lado de nosotros”, dijo el manager Ken Oberkfell. Los Leones del Escogido llevan dos coronas caribeñas, de conseguir ésta, sería su tercera en las vitrinas.

Dominio de Ortegano

José Ortegano estuvo descontrolado en la primera entrada, al darle pasaporte a Freddy Guzmán, se robó segunda y fue puesto out al intentar estafar la intermedia. El novel serpentinero se ha convertido en un comodín en todo el año para el manager Dave Hudgens. Cuando lo usó de abridor tanto en la ronda regular como en el Round Robin, en ocho aperturas lanzó 36 entradas con 30 hits, 10 carreras limpias, con 16 abanicados. Dejó foja de 4-1 con 3.00 de efectividad.

“Ha sido importante saber que contamos con un brazo fresco como el de él. La organización de los Bravos de Atlanta solamente lo dejó lanzar 80 lanzamientos y los administró muy bien.

Me dio las cinco entradas que necesitaba”, comentó Hudgens luego del encuentro. En cinco entradas llevaba 50 lanzamientos, 32 de ellas en la zona de strike. La poderosa ofensiva quisqueyana fue silenciada y no había conectado imparables en esos tramos.

Por su parte, Nerio Rodríguez, trabajaba a los paleadores criollos a punta de rectas. En las esquinas y altas fueron las ubicaciones predominantes. Cuando llevaba dos ponches, en el inicio de la segunda entrada, la defensiva boricua hizo aguas. Dos errores consecutivos, embasan a Michael Ryan y Jesús Guzmán. Raúl Padrón da indiscutible para llenar las bases. Pero a base de rectas nuevamente, Rodríguez poncha a Petit para acaba la amenaza venezolana.

Apareció “El Cachi”

Boleto a Barker luego de un out, pero logró reponerse y retirar el episodio sin inconvenientes.





Los aficionados se levantan de las sillas cuando Oscar “El Cachi” Salazar hala la pelota ante una recta rápida de Nerio Rodríguez y la saca por todo el jardín izquierdo. Estaba en primera Luis Maza que había conectado sencillo. “Las dos primeras entradas estaba usando mucho su recta.

En el primer turno me ponchó al engañarme, pero esta vez, si pude descifrarlo, me la dejó en la zona de poder y le di con mis fuerzas”, sostuvo el tercera base de la novena venezolana.

En el descanso, después de cinco completos, los casi 16 mil asistentes al Estadio Guatamare comenzaron a corear: 1,2,3 Chávez ta´s ponchao. El coro lo hicieron exactamente ocho veces y luego comenzaron a aplaudir.

Luego, retomando las acciones, en la sexta entrada, se rompe el no hit no run que estaba propinando Ortegano. Los dominicanos descuentan y hacen la primera rayita. “Quise dejarlo una entrada más por lo bien que estaba lanzando. Tengo un buen bullpen que hace el trabajo y eso se demostró. El zurdo Edgar Estanga sacó los tres outs y mató la amenaza dominicana que tenía las bases llenas”.

El relevo dominicano se metió en problemas en la séptima pero logró disipar. Julio Mañón tuvo la garra para sacar el cero.

Por los criollos, entró en el morrito Darwin Cubillán, y se tiró dos ponchados impresionantes.

Luego otorga boleto boletos consecutivos. Hudgens decide traer a Edgardo Alfonso ante Jesús Santiago y éste con indiscutible empata las acciones. Freddy Guzmán avanzó a tercera. En una jugada sorpresiva, cuando Alfonso lanzó a primera para cuidar al corredor, el dominicano decide robarse el home con éxito. Ahora los Leones del Escogido ganaban el encuentro 3x2.

Mañón volvería para el octavo y lo retaría por la vía rápida. Un error de Melián complicaría las cosas para Venezuela, pero Elio Serrano puso el candado.

El apagafuegos Darío Veras celebró el último out. Logra su segundo salvamento. Los Leones del Caracas junto con su abridor, José Sánchez buscan mantenerse con vida ante México.

Momento clave…

En el cierre de la sexta entrada, José Ortegano se estaba valiendo de la economía del pitcheo, pero inicio ese episodio con boleto a Pablo Ozuna y hit seguidos de Guzmán y Santiago lo explotan y sale del morrito. Dave Hudgens decide meter al zurdo Edgar Estanga y retira a Francisco con fly al campocorto. Luego, Kevin Barker es ponchado tirándole. Boleto intencional para Willi Otañez.

Luego, el agilucho se fajaría con Fernando Martínez. Lo trabajó en base a recta y cambios. Con cinco fouls defendió la zona el zurdo toletereo, hasta que con cuenta de tres y dos, eleva la pelota en territorio de foul a manos de Guzmán.

La figura

Freddy Guzmán fue la figura decisiva del encuentro. El toletero dominicano soltó un hit y negoció dos boletos ante los lanzadores criollos. Pero fue en la séptima entrada, cuando con dos out y se roba el home que a la postre fue la carrera del triunfo. Es la tercera victoria en forma consecutiva para Escogido.